Música del blog: Jaroussky ('"Si pietoso")

lunes, 21 de julio de 2014

Nos vemos en septiembre

La necesidad del descanso y los ritmos de la vida

 
El sueño nocturno es una cuestión de ritmos biológicos. Pero los seres humanos necesitamos, además, un descanso de entre 10 y 20 minutos cada hora y media o dos horas de actividad (para algo se inventaron el hamarretako, la siesta y la merienda). Y, en vez de respetarlo, llenamos la agenda de compromisos convirtiendo nuestras jornadas en una carrera agotadora. Ahora estamos o vamos de vacaciones y procuramos compensar en un mes lo que hacemos con dificultad en un año.

martes, 15 de julio de 2014

¿Crisis de valores? No, los valores están por todas partes

 

A veces hablamos de crisis de valores. Parece que todo está corrompido en nuestra sociedad, pero si nos fijamos podemos encontrar sustancia por todas partes. No hay más que separar el grano de la paja.

En mi artículo para durangon.com pongo como ejemplo el fútbol. He aquí un extracto:

"Como sabemos, el fútbol es capaz de unir a todo un pueblo por encima de edades e ideologías. Ahí tenemos el ejemplo del siempre esforzado Eibar, que acaba de reunir la astronómica cifra de 1,7 millones de euros necesarios para militar en la Liga de las Estrellas. Todo un logro conseguido gracias, en buena parte, a la aportación popular. 

Y en los países más desfavorecidos, ayuda a los niños y niñas a sobrellevar la dureza de la vida y a desarrollarse personalmente".


Clica para leer el artículo entero

sábado, 5 de julio de 2014

Sin propaganda, nada existe

 

Hoy es el día en que nada es vendible sin la ayuda de la propaganda. Se busca más el prestigio (ilusión, apariencia) que ser útil a la gente y a la sociedad. Hasta se recomienda a cualquier profesional hacer de sí una marca. Y no cualquiera, sino tipo de la del ‘refresco de la felicidad’. Los grandes medios siguen siendo, hoy por hoy, los principales instrumentos de la propaganda y la manipulación masiva. Y a pesar de que, como sus valedores, han entrado en decadencia, todavía conservan intacto su inmenso poder e influencia.



viernes, 27 de junio de 2014

Tiempo de mudanza ¿Qué es renovarse?

 
 
 
Para que lo nuevo aparezca tiene que morir completamente lo viejo. Y lo viejo es aquello que ya no nos sirve para ser, estar y avanzar. Pero, como todo lo que poseemos, incluso lo que no nos gusta, nos da seguridad, pienso que lo primero que hay que abordar ante cualquier cambio es el temor a la pérdida. Creo que cualquier renovación pasa por trabajar el miedo.

sábado, 21 de junio de 2014

No copies, sé lo que eres

 



Dice Krishnamurti que las personas no logramos nada original porque nos dedicamos a copiar lo que otras hacen y a saltar de creencia en creencia en lugar de dejar que nos guíe nuestra propia estrella. ¿Cómo podemos vislumbrarla? Pues no hay otra forma que escuchando nuestra voz interior. Esta fluye en el silencio, tal y como muestra este cuento oriental.


EL ÁRBOL QUE NO SABÍA QUIEN ERA

Había una vez en un lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un jardín esplendoroso con árboles de todo tipo: manzanos, perales, naranjos, grandes rosales,... Todo era alegría en el jardín y todos estaban muy satisfechos y felices. Excepto un árbol que se sentía profundamente triste. Tenía un problema: no daba frutos.

-No sé quién soy... -se lamentaba-.
-Te falta concentración... -le decía el manzano- Si realmente lo intentas podrás dar unas manzanas buenísimas... ¿Ves qué fácil es? Mira mis ramas...
-No le escuches. -exigía el rosal- Es más fácil dar rosas. ¡¡Mira qué bonitas son!!
Desesperado, el árbol intentaba todo lo que le sugerían. Pero como no conseguía ser como los demás, cada vez se sentía más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín un búho, la más sabia de las aves. Al ver la desesperación del árbol exclamó:
-No te preocupes. Tu problema no es tan grave... Tu problema es el mismo que el de muchísimos seres sobre la Tierra. No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas. Sé tú mismo. Conócete a ti mismo tal como eres. Para conseguir esto, escucha tu voz interior...
¿Mi voz interior?... ¿Ser yo mismo?... ¿Conocerme?... -se preguntaba el árbol angustiado y desesperado-. Después de un tiempo de desconcierto y confusión se puso a meditar sobre estos conceptos.

Finalmente un día llego a comprender. Cerró los ojos y los oídos, abrió el corazón, y pudo escuchar su voz interior susurrándole:
"Tú nunca en la vida darás manzanas porque no eres un manzano. Tampoco florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Tú eres un roble. Tu destino es crecer grande y majestuoso, dar nido a las aves, sombra a los viajeros, y belleza al paisaje. Esto es quien eres. ¡Sé quien eres!, ¡Sé quien eres!..."

Poco a poco el árbol se fue sintiendo cada vez más fuerte y seguro de sí mismo. Se dispuso a ser lo que en el fondo era. Pronto ocupó su espacio y fue admirado y respetado por todos.Solo entonces el jardín fue completamente feliz. Cada cual celebrándose a sí mismo.